Contáctanos
Contáctanos

Novedades


El plástico el mejor aliado en esta contingencia sanitaria
El plástico el mejor aliado en esta contingencia sanitaria
¿Por qué el plástico es tan efectivo?
Seguridad, higiene y resistencia a bajos precios hacen de este material la pieza clave en la prevención, tratamiento y contención de la situación sanitaria actual. El plástico es un material noble, de fácil manipulación y muy maleable. Además, los plásticos son aislantes eléctricos y térmicos efectivos que resisten a muchos factores químicos. En la coyuntura actual ha quedado en evidencia que uno de los principales mercados del plástico es el sector médico. Es innegable el impacto del polímero en la detención del virus y la protección de la población. A esto se suma el hecho de que la mayoría son reusables y todos son técnicamente reciclables. Con esto se anota varios puntos como un aliado de la economía circular.

El plástico cuida la salud de la humanidad
La crisis sanitaria que vive el mundo ha puesto en evidencia la eficacia del plástico para el cuidado de los ciudadanos y de los profesionales de la salud. Además, este material ha sido fundamental en la preservación de alimentos, por su efecto barrera. También ha tenido un rol en la higiene personal y la limpieza de espacios públicos y privados. Aquí es necesario hacer una pausa para recordar esos implementos que han desfilado por televisión y han salvado vidas. Overoles, guantes, mascarillas, protectores faciales, gafas, sueros y jeringas. También están los envases plásticos para alcohol, desinfectantes, cloro, jabón líquido que ayudan a combatir al virus. Tal es así que países como México, que había prohibido el uso de fundas de plástico, permitió que estas se volvieran a usar para recoger residuos sanitarios. “Mientras no existan bolsas que cumplan con las características señaladas en el Reglamento, durante la contingencia sanitaria COVID-19, puede usarse cualquier tipo de bolsa plástica para contener estos residuos”, dice un comunicado de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema).

Fuente:Primicias.ec: https://www.primicias.ec/noticias/patrocinado/plastico-aliado-de-esta-nueva-sociedad/

¿Ser o no ser biodegradable?
¿Ser o no ser biodegradable?
¿En qué consiste el proceso Oxo-Biodegradable? Se trata esencialmente de un material que eleva la descompensación a través de múltiples etapas usando aditivos químicos, con los que se inicia la degradación. La primera etapa de dicha degradación puede iniciarse por los rayos ultravioleta de la radiación solar. La segunda etapa, mediante la tensión mecánica, degradándose por oxidación.
¿Y qué sería la bolsa Oxo-Biodegradable? Es una bolsa plástica de polietileno común y corriente, que mediante la añadidura de un aditivo en un porcentaje bajo provoca que, al ser sometida a condiciones de temperatura, humedad y oxigenación muy particulares, se pueda degradar en un período de dos años.
Por ello, técnicamente son biodegradables, pues se degradan por acción de la naturaleza.
La oxo-biodegradación, desde el punto vista técnico, es una fragmentación. Pero el plástico sigue siendo plástico, que simplemente se ha dividido en partículas.
“Lo que ocurre es que se distorsionó la palabra biodegradabilidad al aparecer el término oxo-biodegradables. Entendíamos que biodegradabilidad era lo que se los comían los gusanitos y el material que quedaba lo deterioraban las bacterias presentes en los suelos, incorporándose a estos mismos de forma tal que si tu colocaras una planta, esa planta crecería”, aclara Gonzalo Muñoz.
Sin embargo, explica que la oxo-biodegradibilidad es “agarrar un plástico, colocarle un aditivo, para que el plástico se fragmente de modo que queda invisible al ojo humano, lo cual es un engaño, pues distorsiona el propósito de la palabra biodegradibilidad.”
Para entenderlo mejor, plantea que es una bolsa de plástico normal que se deshace en micro-partículas quedando, por decirlo así, miles de diminutas “micro-bolsas plásticas” en el ambiente, que de todas formas se demoran muchísimos años en descomponerse, al igual que las tradicionales bolsas plásticas. La diferencia es que ahora no las ves.

FUENTE: © América Retail 2020

El plástico; la barrera al COVID-19
El plástico; la barrera al COVID-19
Pese a los movimientos ambientalistas del año pasado, debido a la protección que ofrece frente al COVID-19, el plástico demuestra una vez más su importancia a nivel mundial.
El plástico, ante la pandemia de COVID-19, evita el colapso económico mundial, de acuerdo con Luz Amanda Andreu, directora de Sostenibilidad Región Norte de Carvajal Empaques, puesto que es un material utilizado en aplicaciones para distintas industrias, como la de Alimentos y Bebidas.

Desde pequeñas taquerías hasta grandes franquicias de comida recurren hoy más que nunca a los contenedores de plástico, no sólo porque garantiza la inocuidad alimentaria, sino también por un tema económico; es importante, asegura nuestra entrevistada, no “sobrecostear” los alimentos.

“La situación de mercado por COVID-19 la vemos en dos vías: la primera, nuestro compromiso de mantener abastecidos a nuestros distribuidores, clientes directos y al consumidor final, y la segunda, no incrementar bajo ningún motivo el costo de abastecimiento de alimentos y bebidas”.

Como lo muestran las imágenes que circulan por las redes sociales, la distribución de comida en hospitales, albergues, refugios…, se hace a través de los contenedores de plásticos, de ahí la importancia de la industria ante la crisis por COVID-19.

“En algunos lugares, la participación del plástico creció, pero también identificamos recesión en otros puntos por cierre de negocios. La demanda también se da en función de cómo los gobiernos han restringido la movilidad de la población”.

DESAFÍOS LOGÍSTICOS
Según explica Luz Amanda Andreu, no hay un impacto directo entre el costo de la materia prima en función del COVID-19, pero sí una afectación en la disponibilidad. “Como industria de Alimentos y Bebidas, en muchos de los países pedimos licencias para continuar con nuestros procesos industriales y seguir fabricando”.

No obstante, explica, estos permisos generalmente no han sido extendidos a las industrias que proveen de corrugado a la firma; es ahí donde surgen los impactos a la cadena productiva, por lo que el Grupo se dirige a las autoridades a través de comunicados para hacer de su conocimiento la importancia de dicho material, sobre todo en un momento de pandemia.

“Hemos tenido mucha apertura de las autoridades; en el caso de México, seguimos trabajando y la idea es continuar 7/24 hasta que las autoridades nos lo permitan”. Además de operar en México, Carvajal Empaques, con casa matriz en Colombia, tiene presencia en Centroamérica y todo el Caribe.

SEGURIDAD EN LA PLANTA
Las medidas de seguridad, como de inocuidad e higiene, o mantener la sana distancia entre una persona y otra, se extienden a todos los sectores, en hospitales, albergues, hogar, gobierno, academia e industria, con el propósito de atender esta crisis.

“Sabemos que esta situación pasará; China levantó su cuarentena. Tenemos una excelente oportunidad de seguir adelante, de garantizarle trabajo a nuestros colaboradores, pero hay que ser muy cautos y hábiles en nuestra estructura de costos para ser lo más eficientes posibles y no trasladar ningún costo innecesario a la población”.

HECHO DE PLÁSTICO
Lo que el año pasado se satanizaba en distintos medios de comunicación, hoy se defiende así mismo y lo hace como una barrera de protección ante una pandemia que amenaza con contagiar a todo mundo, incluyendo ambientalistas.

Al margen de los señalamientos, el plástico impone su dominio y lo que antes podía verse sólo en un ambiente quirúrgico ahora es común en hogares, transporte público, en la calle…, este material sigue ocupando su lugar como el mejor invento del ser humano.

Sin embargo, como señala Luz Amanda Andreu, el llamado al consumidor es disponer correctamente de los materiales, pues lo último que cualquier persona responsable desea, es encontrar mascarillas en ríos, lagos, mares, o en un ambiente donde estas aplicaciones no tienen razón de ser.

“Qué gran reflexión tenemos que sacar de esto; definitivamente el tema de prohibición no es el camino; yo necesito de un popote, de una vajilla desechable, de una bolsa, pero también necesito ser un consumidor responsable y trabajar 100% en temas de economía circular desde mi hogar, restaurante, centro de salud u oficina; eso es lo que garantizará la reducción real en el impacto al medio ambiente”.
Fuente: https://www.ambienteplastico.com/el-plastico-la-barrera-al-covid-19/